fotos de carne cortada

Holaaaa!! Ahora estoy aquí con receta novedosa y no ve las vueltas que he dado para cocinar algo muy simple que logre tener listo con cierta antelación para no agobiarse el día de turismos XD. Estos rollos de carne son el mucho más simple de todo el mundo y el mucho más resultado por el hecho de que aparte de estar exquisitos, no pasa nada si los haces 1-2 días antes y los guardas en el frigorífico bien envueltos o en un tupper.

¿Qué le semeja? Este rollo da para 8-diez personas. No se agobien con la proporción de comida pues cuento en tanto que ponga en la mesa unos entrantes, unos langostinos, una cremeta… Esto es que contamos comida para aburrir. El relleno es completamente tuneable pero yo lo he hecho con queso y jamón salobre que siempre y en todo momento agrada. Se puede comer frío o ardiente, si bien yo quiero la segunda opción. Prepara una salsa de tomate oa tu gusto -te dejo una en la receta- y vas a ver que ricoooo.

Consejos para una lasaña de relámpago

  • Buenos elementos y algo de traza o técnica en la cocina van a ser los socios para una lasaña insuperable. Siempre y en todo momento les digo que con buena materia prima el resultado, como es lógico, va a ser bastante superior. Y algo de tiempo o cariño, para hacerla aun mejor que la de su madre.
  • El relleno de esta lasaña es la tradicional salsa boloñesa que puede conseguir en el blog. Más allá de que se tienen la posibilidad de añadir las que mucho más le agraden en el hogar, algo de apio, unos espárragos de margen o unas berenjenas le van perfectas. Imaginación y va a hacer una lasaña insuperable.
  • Aquí tiene, sírvala calentita. Les aseguro que llega para 4 personas de manera desprendida. Ahora va a ver de qué manera triunfe en el hogar con esta receta, sencillamente de relámpago. Si sois de los que con un café aguante toda la tarde sin bostezar, anímese con un tanto mucho más fuerte como chorizo ​​o butifarra.

Comenzamos… recortar la cebolla y el morrón en trozos medios (ni chicos, ni mayores) pues la iniciativa es que se sientan al comerlos. Nosotros usamos morrón verde y colorado pues nos atrae la pluralidad de color, pero se puede emplear solo uno. El tamaño del ajo es opcional, a gusto, pero aconsejamos que no esté muy picado.

En una sartén o olla, poner aceite y mientras que va calentando añadir la cebolla con algo de sal.Cocinar unos minutos y añadir el morrón, cocinartodo a lo largo de unos diez minutos. Una vez cocido, sacar y reservar.

Deja un comentario