receta corta de la carne de membrillo

Carne de Membrillo. Por Cádiz y por una gran parte de España este dulce recibe el nombre de Carne de Membrillo, pero asimismo se conoce como Dulce de Membrillo, más que nada en otros países como Argentina o Chile donde es un dulce muy habitual.

Lo llames como lo llames lo esencial es que no tienes que dejar de elaborar esta receta de carne de membrillo en tu casa en tanto que nos encontramos en plena temporada del membrillo y el membrillo no guarda relación con la carne de membrillo que se frecuenta vender envasada. A propósito, es una receta cien% libre de gluten.

Preparación del membrillo

El membrillo casero es imbatible. Nada que ver con lo que adquirimos en el súper.

  1. Primero de todo, lo primero va a ser lavar bien los membrillos. Ahora les pasamos a una cazuela grande. Los cubrimos con agua y llevamos a ebullición. En ese instante, bajamos a fuego medio y dejamos cociendo unos 40/45 min. (en dependencia del tamaño de los membrillos).
  2. Pasado el tiempo, los retiramos de manera cuidadosa y les dejamos enfriar un tiempo prudencial, para no quemarnos. Los pelamos, le quitamos el corazón y cortamos la pulpa en pequeños trozos.
  3. Pesamos la cantidad, y de lo que resulta, vamos a deber emplear el 80% de este peso en azúcar. En mi caso, la pulpa son 850 gramos, conque utilizaré 680 gramos de azúcar para realizar el membrillo.
  4. En una cazuela grande y plana, echamos la pulpa de membrillo y agregamos todo el azúcar. Removemos y cocinamos a fuego bajo/medio. De a poco, el azúcar se va a ir integrando con la fruta. En el momento en que lleve unos diez minutos, y esté el azúcar completamente diluido.
  5. Pasamos la batidora (o por el pasapurés) para llevar a cabo una mezcla mucho más fina. Para esta proporción de membrillo, vamos a deber cocinar precisamente una hora.

Preparación del membrillo

El membrillo casero es imbatible. Nada que ver con lo que adquirimos en el súper.

  1. Primero de todo, lo primero va a ser lavar bien los membrillos. Ahora les pasamos a una cazuela grande. Los cubrimos con agua y llevamos a ebullición. En ese instante, bajamos a fuego medio y dejamos cociendo unos 40/45 min. (en dependencia del tamaño de los membrillos).
  2. Pasado el tiempo, los retiramos de forma cuidadosa y les dejamos enfriar un tiempo prudencial, para no quemarnos. Los pelamos, le quitamos el corazón y cortamos la pulpa en pequeños trozos.
  3. Pesamos la cantidad, y de lo que resulta, vamos a deber emplear el 80% de este peso en azúcar. En mi caso, la pulpa son 850 gramos, conque utilizaré 680 gramos de azúcar para llevar a cabo el membrillo.
  4. En una cazuela grande y plana, echamos la pulpa de membrillo y agregamos todo el azúcar. Removemos y cocinamos a fuego bajo/medio. De a poco, el azúcar se va a ir integrando con la fruta. En el momento en que lleve unos diez minutos, y esté el azúcar completamente diluido.
  5. Pasamos la batidora (o por el pasapurés) para realizar una mezcla mucho más fina. Para esta proporción de membrillo, vamos a deber cocinar precisamente una hora.

Tiempo: 1 hora

Mantén la carne de membrillo en el frigorífico en un envase tapado y quítalo un rato antes en el momento en que lo desees ser útil. Lo habitual es recortar un trozo y servirlo en un plato o de forma directa ponerlo sobre las torradas o canapés que va a acompañar, por servirnos de un ejemplo. Se puede preservar a lo largo de meses en el frigorífico y asimismo congelar a fin de que aguante mucho más tiempo.

Este dulce combina fenomenal con quesos de fuerte gusto como los quesos azules (con Cabrales está increíble), queso rulo de cabra o queso brie por servirnos de un ejemplo, y asimismo con patés y foie. Dale un toque dulce a preparaciones tanto dulces como salobres y diviértete con su característico gusto y textura, está de genuino… ¡escándalo!

Deja un comentario